Antonio Tort - CEO de BIM Freelance

Antonio Tort, Arquitecto, BIM Manager, CEO de BIM Freelance y miembro del Programa de Certificación Profesional de buildingSMART
Antonio Tort, Arquitecto, BIM Manager, CEO de BIM Freelance y miembro del Programa de Certificación Profesional de buildingSMART

BS. Antonio, eres uno de los pioneros de BIM en España, ¿Cuándo fue tu primera toma de contacto con la metodología BIM? ¿Cómo fue tu proceso de formación?

 

AT. Al terminar arquitectura, a finales de 1990, compatibilicé mi actividad profesional como arquitecto con la informática aplicada al AECO con el programa AutoCAD (Versión 2.60). En 1992 creé un Autodesk Training Center y en 1995, en Helsinki, tuve mi primer contacto con ArchiCAD (Versión 4.55, la primera que apareció en las dos plataformas: Mac y Windows). A partir de ahí comencé a descubrir la enorme diferencia que existía entre un software orientado principalmente a la geometría frente a otros sistemas que incorporaban y estructuraban datos sobre esa geometría.

La mayor dificultad entonces era conseguir información puesto que, por ejemplo, el acceso a internet se hacía mediante módems a 9.600 bps, y ordenadores con muy pocos Mb de disco duro (Mb, no Gb). Podría decirse que, en cierto modo, aquellos locos que nos salíamos de lo que entonces se consideraba “moderno” -AutoCAD- éramos los pioneros de aquello tan “raro” que se llamaba BIM y a lo que prácticamente nadie prestaba atención.

Debido a esa doble circunstancia, dificultad de acceso a la información y nulo interés del sector por el “otro” camino, mi proceso de formación fue necesariamente autodidacta. Buscando ávidamente información en publicaciones internacionales, principalmente en inglés, y aplicando lo que leía a la práctica diaria de mi estudio de arquitectura fui adquiriendo conocimiento y experiencia sobre cómo implementar esta metodología en el desarrollo de proyectos. Debo decir que, al igual que al principio me ocurrió con Autodesk, siempre recibí una gran apoyo por parte del equipo de Graphisoft España.

BS. Antonio, eres uno de los pioneros de BIM en España, ¿Cuándo fue tu primera toma de contacto con la metodología BIM? ¿Cómo fue tu proceso de formación?

 

AT. Al terminar arquitectura, a finales de 1990, compatibilicé mi actividad profesional como arquitecto con la informática aplicada al AECO con el programa AutoCAD (Versión 2.60). En 1992 creé un Autodesk Training Center y en 1995, en Helsinki, tuve mi primer contacto con ArchiCAD (Versión 4.55, la primera que apareció en las dos plataformas: Mac y Windows). A partir de ahí comencé a descubrir la enorme diferencia que existía entre un software orientado principalmente a la geometría frente a otros sistemas que incorporaban y estructuraban datos sobre esa geometría.

La mayor dificultad entonces era conseguir información puesto que, por ejemplo, el acceso a internet se hacía mediante módems a 9.600 bps, y ordenadores con muy pocos Mb de disco duro (Mb, no Gb). Podría decirse que, en cierto modo, aquellos locos que nos salíamos de lo que entonces se consideraba “moderno” -AutoCAD- éramos los pioneros de aquello tan “raro” que se llamaba BIM y a lo que prácticamente nadie prestaba atención.

Debido a esa doble circunstancia, dificultad de acceso a la información y nulo interés del sector por el “otro” camino, mi proceso de formación fue necesariamente autodidacta. Buscando ávidamente información en publicaciones internacionales, principalmente en inglés, y aplicando lo que leía a la práctica diaria de mi estudio de arquitectura fui adquiriendo conocimiento y experiencia sobre cómo implementar esta metodología en el desarrollo de proyectos. Debo decir que, al igual que al principio me ocurrió con Autodesk, siempre recibí una gran apoyo por parte del equipo de Graphisoft España.

 

BS Además, eres uno de los responsables del programa de formación BIM online de Zigurat que acumula ya varias ediciones y alumnos de todo el mundo, ¿puedes resumirnos los números de vuestro programa de formación? 

 

Con la experiencia acumulada durante todos esos años, fundamos BIM Freelance en 2014 y, con la colaboración con Zigurat Global Institute of Technology, creamos un programa de formación que se llama Master Internacional en BIM Management.

Actualmente estamos iniciando la séptima edición del Master en español y la segunda del Master en inglés. Más de 1.200 participantes han finalizado con éxito los programas formativos, en más de 40 países de los 5 continentes. Creo que desde el equipo BIM Freelance – Zigurat se ha contribuido a la difusión del openBIM de una manera considerable y nos sentimos muy honrados con la confianza que los participantes han depositado en nosotros.

  

BS.  Vuestros programas formativos son no-presenciales ¿Qué ventajas supone este tipo de formación respecto a la formación presencial?

 

La verdad es que me asombra seguir viendo ofertas de formación presencial en BIM. Es como ver a alguien utilizando un procesador de textos sin más habilidades que la que antes tenía con una máquina de escribir. La metodología BIM es digital. Su esencia nace de extraer utilidad de ello, del manejo de datos. Términos como colaborativo, trazabilidad, coherencia, interoperabilidad, etc. son conceptos digitales. Pretender transmitirlos a través de metodologías analógicas es un error grave. Zolna Murray, una verdadera experta en BIM, planteaba hace algún tiempo que el futuro del BIM es, literalmente, sin papel (https://www.slideshare.net/zolnamurray/zolna-murray-cu-prezi-20), y no puedo estar más de acuerdo.

Además de por coherencia con el factor digital, la formación online permite comprobar en su plenitud el concepto colaborativo, tanto del trabajo sobre el modelo como de la trazabilidad de las acciones del equipo, puede comenzar en cualquier momento, volver a la información a cualquier hora, en cualquier sitio, en fin, innumerables ventajas tanto para el formador como para el participante en el curso. La recomiendo sin ninguna duda.. 

 

BS. Habitualmente recibimos consultas en buildingSMART sobre cuál es el proceso a seguir para implantar BIM en un estudio de arquitectura o ingeniería. ¿Existe una fórmula mágica? ¿Qué consejos les darías a este tipo de empresas? 

 

      ¡Ya nos gustaría que hubiera una fórmula mágica! La verdad es que cada empresa, cada estudio, es un caso particular. Lo que hay que tener presente es que la metodología BIM va a cambiar hábitos que han evolucionado poco en relación con las posibilidades que ofrece la era digital en la que vivimos pero que, en cierto modo, no se aparta mucho de aplicar el sentido común uniendo la técnica constructiva con una tecnología que, hasta ahora, se ha venido infrautilizando de una manera escandalosa.

La sugerencia que me pides la enfocaría hacia la importancia de un análisis minucioso de la organización en la que se va a implementar BIM puesto que es el factor que nos permitirá acertar con la propuesta adecuada. Basándonos en él acertaremos en cómo implicar a los miembros del equipo en el cambio hacia una cultura colaborativa, definir los perfiles que necesitan, organizar un plan de formación y decidir los estándares con los que deben operar.     

  

BS. Por otro lado, Eres miembro del Programa de Certificación Profesional de buildingSMART, ¿puedes contarnos en qué consiste ese Programa y en qué estado se encuentra?

 

Sí, desde el grupo de trabajo de bSI hemos estado trabajando en ello desde finales de 2015. El objetivo del programa es facilitar un criterio global para el aprendizaje y la certificación de habilidades en openBIM.

Conviene resaltar que buildingSMART no proporcionará formación, sino que proveerá de un esquema global de aprendizaje para que a través de dicho marco se estandaricen los contenidos formativos en openBIM. Las empresas formadoras se podrán acreditar ante el capítulo que deseen y será buildingSMART quien examine y certifique las personas que hayan cursado estos programas acreditados.

El programa se plantea en dos fases. La Fase 1, denominada Individual Qualification, basada en el conocimiento, enfocada al aspecto teórico podríamos decir, y la Fase 2, denominada Professional Certification, de aplicación de dicho conocimiento, en la que deberá acreditarse la solvencia en openBIM mediante práctica tutorizada.

En estos momentos, nos encontramos finalizando la Fase 1 y pronto se enviarán los paquetes de implementación a los distintos Capítulos de buildingSMART.

 

BS. Sabemos que habéis iniciado la expansión internacional con Estados Unidos como país objetivo. ¿Por qué Estados Unidos?

  

Comenzamos en España como BIM Freelance sociedad limitada, y llegamos a un acuerdo con Zigurat con quien creamos el Master Internacional en BIM Management que antes mencionaba. El objetivo siempre fue internacional por lo que, desde el principio, tuvimos muy en cuenta el mercado LatAm que, por cierto, es cada día más activo en lo que a BIM se refiere. Después de comprobar el interés que suscitó el Master, y dado que teníamos fuertes lazos con ingenieros y arquitectos en Portugal y Brasil, creamos Nosso BIM donde desarrollamos un Master análogo en lengua portuguesa, también con Zigurat. Con la experiencia de ambos mercados llegó el momento de plantearse de una manera decidida la expansión al mercado global y, teniendo en cuenta nuestra vinculación con los anteriormente citados, el siguiente paso nos llevó a Miami, donde creamos BIM Freelance Corporation.  A través de esta empresa desarrollamos y gestionamos el Global BIM Management Certification Program, en inglés, además del Master en español. La experiencia está resultando satisfactoria y estamos comprobando que el mercado presenta buenas perspectivas. 

Escribir comentario

Comentarios: 0