Ferrán Bermejo - Director Técnico del ITeC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ferran Bermejo es Arquitecto y actualmente es el Director Técnico del ITeC

(Instituto de la Tecnología de la Construcción de Catalunya).  

BS. Nos podrías explicar qué es el ITeC y qué funciones desarrolla esta institución?

 

El ITeC, fundado en 1978, es una Fundación privada sin ánimo de lucro en cuyo patronato se encuentran representados la mayoría de agentes del sector de la construcción, tanto desde el punto de vista privado como público.  Es un punto de encuentro de todos los agentes, lo que nos permite adoptar una posición, transversal, independiente y neutral.

Somos una entidad de apoyo a la innovación, generación y transferencia de conocimiento hacia el sector de la Construcción, que pretende la mejora continua de la eficiencia y la competitividad. Entre nuestras líneas estratégicas se encuentra la Construcción Sostenible, la Rehabilitación, y los nuevos procesos de gestión para una transformación profunda del sector.

En este tercer aspecto  y en relación al BIM, podemos decir que para nosotros es, junto con el LEAN y la Gestión Integrada de Proyectos (IPD), la base de una transformación profunda de la Construcción hacia entornos altamente colaborativos y digitalizados.

Disponemos de un equipo pluridisciplinar formado hoy en día por cerca de ochenta personas a las que hay que añadir una veintena de colaboradores, así como un grupo variable de estudiantes en prácticas, fin de carrera o master, así como becarios de múltiples grados y especialidades.

 

BS. Cuál está siendo tu experiencia en la participación en la Comisión esBIM y en la Comisión “Construïm el Futur”?

 

Desde un punto de vista institucional, y a partir de nuestra posición transversal, nos interesa la participación en las iniciativas que propicien una implantación del BIM alineando objetivos de las distintas partes. Por ello nos parece importante el trabajo que realiza es.BIM, donde se encuentran un elevado número de agentes de muy distinto origen y actividad, aunque su velocidad de crucero en el desarrollo de las actividades que pretende, se ven limitadas por la ausencia de recursos económicos.  

En Cataluña, a partir del primer European BIM Summit, lanzamos hace dos años la iniciativa de la “Comisión Construimos el Futuro” (CCF) en la que coordinamos a 40 entidades públicas y privadas para la transformación del sector, apoyándonos como decía anteriormente en BIM, IPD y LEAN. Hoy en día disponemos ya de una hoja de ruta precisa de 88 acciones específicas que se ha elaborado de forma colaborativa con estas entidades, y está en vías de dotarse de un presupuesto que permita profesionalizar los trabajos siguientes.

En ambas iniciativas, es.BIM y CCF, se pone de manifiesto el interés del sector en avanzar en su transformación de forma ordenada, aunque considero que, dada la tradición e idiosincrasia del país, el papel incentivador del sector público es fundamental. Por ello debería tomar las medidas necesarias para asumir ese rol y dotar de estructuras y presupuesto el proceso de transformación.

 

BS. ITeC desarrolla software específico en temas de presupuestos y recientemente ha lanzado una mejora que utiliza el IFC como sistema de transmisión de datos en entornos BIM 5D. ¿Por qué razón se apostó por ese formato?

 

La transformación de nuestro software para participar en los flujos de trabajo BIM, hemos creído que debía pasar por la adopción de los criterios necesarios para que los profesionales trabajen con las plataformas de software de modelado con las que se sientan más cómodos.  Es decir, sin obligarles en ningún momento a trabajar con una plataforma de modelado predeterminada. En este sentido, hemos hecho un esfuerzo importante para que en el campo de las mediciones y presupuestos, los equipos de trabajo, las distintas disciplinas, puedan confeccionar presupuestos agregando datos extraídos simultáneamente de diversas plataformas de modelado. Todo ello sin necesidad de adquirir plugins adicionales.  Por tanto, trabajamos desde nuestro software TCQ importando datos de las plataformas más importantes de modelado. Pero los modelos en formato IFC, nos permiten ir más allá y situarnos en un contexto en el que podemos trabajar a partir de los tipos IFC, vincularles partidas y  tener una interacción, presupuesto-modelo sin que debamos vincularnos a una plataforma de modelado concreta.

Esta forma de trabajo permite a los especialistas en presupuestos colaborar de forma extremadamente flexible con distintos equipos, distintos ecosistemas de softwares, a partir de una única herramienta que le permite medir y presupuestar visualizando modelos dentro del propio software de presupuesto, con una inversión mínima, y desligada de la evolución de  versiones de las plataformas de modelado.

 

BS. Ves al  BIM como un vector de cambio puede ayudar a transformar la realidad del sector de la construcción español, tanto a nivel nacional como internacional?

 

Si, sin duda. Es un ingrediente básico para que la Construcción acometa una revolución profunda que nunca ha realizado, entrando en la digitalización completa de su actividad, considerando el ciclo de vida completo, con la finalidad última de ser mucho más eficientes, más precisos, y alcanzar mayores cotas de calidad del producto final. En este contexto, no quisiera dejar de transmitir que no debemos confundir el modo en que se produce la creación de la Arquitectura o la Ingeniería, del modo en que se realiza la producción y gestión de la construcción de esas creaciones. A menudo, se confunden ambas y eso crea grandes recelos. Pero este es otro debate que os animo a poner sobre la mesa.

 

BS. El inicio de digitalización, nuevas herramientas y formas de contratación que está viviendo ahora mismo el sector de la construcción puede implicar realmente un cambio en el modelo de negocio tal y como lo conocemos ahora?

 

No es que “pueda implicar”, sino que “debe implicar” un cambio de modelo necesariamente. El cambio de modelo pasa por:

  •  Alinear los objetivos de los distintos agentes participantes en un proyecto, bajo la perspectiva del ciclo de vida completo.
  •  Propiciar una reducción drástica de los procesos secuenciales, aislados, para ir hacia un proceso colaborativo en el que el Know How de todos los agentes se pone a disposición del éxito del proyecto, desde las primeras fases del mismo.
  • Compartir beneficios y riesgos colectivamente.
  • Adoptar procesos de mejora continua y reducción de ineficiencias para concentrarnos en todo lo que aumenta el valor a la inversión
  • Disponer de nuevos modelos de contratación que posibiliten procesos que puedan albergar los puntos anteriores.

 

Evidentemente este cambio de modelo no es posible hacerlo de un día para otro, y visto desde nuestro panorama actual pudiera parecer que pretendemos un entorno de trabajo casi idílico, pero nos lo debemos proponer para avanzar en esa dirección. Los cambios de mentalidad son los más costosos y requieren perseverancia, paciencia y pedagogía, reconociendo una realidad compleja. 

Escribir comentario

Comentarios: 0