Hoy entrevistamos a... Miquel Rodríguez Niedenführ

 

 

 

 

 

Miquel es Ingeniero de Caminos Canales y Puertos y consultor de Estructuras. Dirige la empresa Static Enginyeria y ha sido uno de los pioneros en la utilización del BIM en España. Formó parte activa de la iniciativa de BSSch en la elaboración de las guías uBIM en el año 2013 – 2014. Es un claro ejemplo de uso y desarrollo del BIM en el campo específico de modelos estructurales y pionero en la utilización de las nuevas metodologías y herramientas.

 

BSSCh – Cuándo te iniciaste en el mundo del BIM, y cómo lo descubriste?

 

Empezamos en el año 2009 y lo descubrimos casi de casualidad analizando las novedades de Autodesk en cuanto a su software. No conocíamos BIM ni sabíamos lo que era, sencillamente vimos la oportunidad de un nuevo software que nos permitía hacer mejor nuestro trabajo.

 

BSSCh – Realizaste alguna formación, o bien aprendiste de forma autodidacta?

 

Hicimos una breve formación de 20h para conocer la herramienta, pero el resto es todo de forma autodidacta. En el año 2009 no había formación específica disponible que cumpliera nuestras espectativas, así que la única manera era a base de hacerla de forma autodidacta. Esto supone un aprendizaje a base de prueba y error. Te permite integrar mejor los motivos por los que tienes que hacer cada cosa. Pero como parte negativa tiene que le tienes que dedicar mucho más tiempo que si recibes la formación por un experto.

 

 

BSSCh – ¿Cuántos proyectos has desarrollado en BIM?

 

Desde el año 2009 hemos desarrollado más de 300 proyectos en BIM. Desde luego lo que hacíamos en el inicio no se parece en nada en lo que hacemos ahora en cuanto a como gestionamos la información, aunque el producto final si que lo es, que son los planos, mediciones y análisis estructural. Hemos llegado a esa cifra de proyetos porque desde el año 2010 el 100% de los proyectos se realizan en BIM por lo que es una metodología totalmente integrada en el proceso de producción del despacho. Cuando llega un proyecto nuevo nadie pregunta si se hace en BIM o en CAD, directamente se empieza en BIM con el procedimiento correspondiente establecido ya dentro del protocolo del despacho.

 

BSSCh – Qué mejoras productivas notaste en tu despacho?

 

Con la adopción del BIM se mejoran una serie de cosas a nivel interno y otras a nivel externo.

A nivel interno se mejora el tiempo de producción de planos, análisis estructural, y generación de mediciones. También hay un concepto no tangible que se mejora que es la comprensión y control del proyecto. El hecho de tener un modelo 3D con información asociada, hace que sea más fácil entender el problema que tienes delante, y el hecho de poder controlar información del proyecto de forma paramétrica y no mediante planos permite revisar y tener controlado con mayor facilidad y fiabilidad todo el proceso de diseño.

A nivel exterior se ha mejorado el hecho que es más fácil entender la información recibida por los arquitectos, aunque como contrapartida tiene que analizar a fondo un modelo BIM recibido es complicado si no se tiene una reunión o información previa de como está estructurado el modelo. Esto parece evidente que obliga a tener un BEP donde se recoge esa información, pero la realidad es que no siempre el BEP llega al principio del proyecto.

 

BSSCh – Al ser un consultor de estructuras y de los primeros en trabajar BIM, ¿cómo has visto la evolución en los últimos años?, ¿has podido integrar el modelo BIM de las estructuras con modelos BIM arquitectónicos?

 

Desde el año 2014 hemos empezado a colaborar con arquitectos que también han adoptado la metodología BIM. Desde entonces hasta la actualidad llevamos unos 20 proyectos desarrollados de forma colaborativa en BIM. Nosotros hemos integrado el modelo BIM arquitectónico en nuestro modelo, y los arquitectos han adoptado el nuestro en el suyo. La integración se produce con distintos usos en función de la forma de trabajar de cada despacho. Lo que si está claro es que la coordinación de modelos de las dos disciplinas es más ágil que con CAD; aunque no es sencilla, pues coordinar un modelo 3D con todos los elementos constructivos no es fácil. Por ello requiere que la información esté organizada de una manera clara para las dos partes (ARQ y ESTR) para que se localice y controle de forma ágil.

 

BSSCh – ¿Cuál crees que será la evolución del BIM en el ámbito nacional?

 

Creo que primero se tendrá que tener un bagaje técnico de experiencia por parte de los usuarios para poder saber hasta donde se puede llevar la metodología y sus herramientas asociadas.

Posteriormente para poder obtener el máximo rendimiento hay ciertas cosas que deberían venir reguladas. No demasiadas para no tener un sistema demasiado rígido a la hora de generar modelos, pero si con ciertas regulaciones. Por ejemplo las nomenclaturas de los elementos será imposible uniformizarlas porque cada usuario querrá utilizar una distinta. Además trabajando para países y regiones con idiomas distintos esto se complica. Ello hace que por ejemplo una clasificación de los elementos sea imprescindible que se haga de forma uniforme en todo el país. Tiene que ser muy fácil poder localizar un determinado elemento constructivo. Esto solo es posible si está codificado de una forma uniforme. Sino siempre tendremos problemas para localizar información y la consecuencia será que el modelo no se utilizará al no ser “útil”.

Tambíen será necesario hacer un esfuerzo en que todos los sectores de la construcción se formen en el uso del BIM para que la adopción no solo sea a nivel de diseño, sino que también de construcción, gestión y control por parte de la administración y promotores privados.

 

BSSCh – ¿Qué opinas sobre la necesidad de estandarización, clasificación y de definir unas reglas de juego en la utilización del BIM?

 

 

Como he comentado anteriormente, el BIM al tratarse de una gestión de la información de la construcción con criterios de bases de datos, la información tiene que estar ordenada de una forma clara. Si además queremos que dicho orden sea adoptado por toda la comunidad del sector de la construcción se necesita que esté regulado de alguna manera. Eso pasa por tener una cierta estandarización de como se organizan los modelos y como se organizan los objetos. Eso pasa principalmente por tener un sistema de clasificación que sea establecido a nivel de norma para que sea un requisito su uso. De esa forma nadie podrá decir que el modelado BIM no es útil porque no hay la información que se requiere. Estableciendo cual es ese mínimo de información y como se debe almacenar es clave para dar respuesta a aquellos que dicen que el modelo BIM no es útil.

Escribir comentario

Comentarios: 0